Buscar antes de buscar: buscar palabras clave – Usabilidad web y seo

Buscar antes de buscar: buscar palabras clave

Vistas: 19
0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 22 Segundos

Vivimos en un mundo digital impulsado por búsquedas, lo cual es genial si sabes qué palabras clave necesitas. Pero, ¿qué pasa si no lo haces?

Cuando los usuarios quieren encontrar un elemento o información y No se como se llamase enfrentan a un problema difícil. A veces, en nuestra investigación, vemos que los usuarios realizan búsquedas de palabras clave.

A buscar palabras clave, el usuario realiza una búsqueda preliminar (generalmente en un motor de búsqueda como Google) para determinar las palabras clave correctas para su necesidad informativa.

Piense en las búsquedas de palabras clave como una búsqueda previa: una o más consultas previas a la búsqueda para ayudar al usuario a formular su consulta real.

Esto suele ocurrir cuando el usuario:

  • Sabe que es un objeto parece serpero no sabe su nombre (por ejemplo, no sabe que los zapatos formales con punta en punta se llaman zapatos con punta en punta)
  • Se requiere solución al problema, pero no sabe qué herramienta, técnica o servicio puede proporcionar una solución (por ejemplo, es necesario reemplazar una parte del revestimiento alrededor de la salida de aire en la parte delantera del automóvil, que se llama «rejilla» )
  • solía saber cómo se nombró el objeto, pero no lo recuerda (por ejemplo, solía conocer el término «hangar», pero lo olvidó y, en su lugar, debe buscar en Google «cobertizo de avión»)
  • Sabe qué es un objeto o concepto llamado en un idioma o un dialecto pero no otro (por ejemplo, un británico que no sabe que «cebolla verde» se llama «cebolla verde» en inglés americano)
Imagina que quieres comprar este zapato, pero no sabes cómo se llama el estilo. Es posible que deba buscar en Google «zapatos formales para hombres» y luego «zapatos formales con punta puntiaguda para hombres» antes de determinar qué se denominan «zapatos con puntera».

Ejemplo: cárdigan Duster.

Una de las participantes del estudio sabía que quería comprar cierto tipo de suéter largo (llamado «cárdigan con capucha») que estaba de moda en ese momento.

«Una de las cosas más difíciles de la moda es que debes saber cómo se llama algo antes de buscarlo. Estoy tratando de averiguarlo: quiero algo como un cárdigan, pero es largo. Deberías saber todas las palabras, existen todos estos términos … «

Explicó que por lo general comienza con una búsqueda en Google Shopping para tener una idea general de lo que quiere; por ejemplo, «suéter tipo cárdigan largo». Revisa los resultados de la imagen hasta que encuentra algo similar a lo que necesita y luego comprueba el idioma en el que se describe.

Una participante utilizó Google Shopping para identificar las palabras clave que necesitaba buscar. «Eso es. Así que realmente estoy buscando algo así», nos dijo (esta participante participó en un estudio de seguimiento ocular: los puntos rojos indican que su mirada está fija en la página).

Es importante tener en cuenta que esta colaboradora en particular era bibliotecaria, por lo que probablemente tenía habilidades de investigación más avanzadas que el usuario promedio. Cuando las personas tienen menos habilidades de investigación, a menudo tienen dificultades para encontrar este tipo de palabras clave.

Otro participante con menos habilidades de investigación estaba planeando un próximo viaje a París. Quería saber cómo obtener dinero en efectivo por adelantado para el viaje, pero no sabía qué moneda se usaba en Francia. Intentó buscar en Google «compras en paris… »Desafortunadamente, esta búsqueda solo proporcionó pistas sobre qué vecindarios y tiendas son los mejores para visitar en la ciudad. Su búsqueda de palabras clave falló: nunca encontró el euro utilizado en Francia.

Las herramientas de búsqueda a menudo fallan cuando los usuarios no pueden proporcionar términos de consulta correctos.

Ayude a sus usuarios a encontrar lo que necesitan, incluso sin el término correcto

Sus usuarios pueden saber lo que quieren, pero no saber cómo se llama el artículo. Esta situación es común, especialmente cuando los usuarios no están familiarizados con el área de búsqueda. Si tu tema complejo o especializado (como cuidado de la piel, autopartes o artículos para el hogar), esta pregunta puede ser especialmente importante para usted.

Sitios de comercio electrónico también debe prestar atención a este problema (como siempre, la gente no puede comprar lo que no puede encontrar). En ocasiones, los sistemas por facetas pueden resultar útiles para formular consultas en áreas desconocidas. Por ejemplo, un usuario puede estar buscando una estufa con un horno eléctrico y una estufa de gas, pero no tiene idea de que se llaman “estufas de combustible dual”. Las opciones de filtro que se muestran en el lateral pueden enseñarle el vocabulario necesario para realizar una búsqueda.

Los filtros (similares a los del sitio de Home Depot) pueden ayudar a los usuarios a encontrar y aprender la terminología que necesitan.

Algunos sitios importantes de comercio electrónico pueden encontrar que las búsquedas de imágenes también pueden ayudar a resolver este problema. El usuario no necesita saber el nombre del objeto que desea, solo para reconocerlo y fotografiarlo. Sin embargo, la mayoría de las herramientas de búsqueda de imágenes aún no pueden proporcionar los resultados de calidad que pueden proporcionar los motores de búsqueda como Google.

Hasta entonces, enfóquese en la expectativa de que idioma que las personas podrían usar para buscar sus productos o contenido si no lo supieran término correcto. Verifique los registros de búsqueda en su sitio y podrá encontrar evidencia de que estas búsquedas se están realizando en su sitio. Sus clientes pueden buscar la palabra exacta («trapo») o una descripción aproximada («suéter tipo cárdigan largo»). El fenómeno de la búsqueda por palabras clave es un recordatorio para utilizar un lenguaje sencillo en su contenido y aceptar una redacción de consulta imperfecta o imprecisa.

Este problema también es otra razón para evitar inventar nueva terminología siempre que sea posible, especialmente la terminología propietaria. Si inventa un término nuevo, sus usuarios no lo reconocerán con seguridad. Por ejemplo, si un fabricante de hornos decide utilizar la frase “tecnología SmartClean” en lugar del conocido término “autolimpieza”, los clientes no querrán buscarla.

Por supuesto, hay situaciones que requieren un nuevo término. Por ejemplo, tuvimos que idear una «búsqueda de palabras clave» para llamar a este fenómeno (y nos inspiramos en la teoría de la recopilación de información). Sin embargo, la terminología patentada es a menudo innecesaria y puede evitarse. Si usa términos de marca, asegúrese de agregar un lenguaje sencillo alternativo a su sitio para ayudar con la optimización del motor de búsqueda y para educar a sus clientes.

Happy
Happy
0
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0
Previous post Principales noticias de diseño de la semana: 22 de marzo de 2021-28 de marzo de 2021
Next post Marketing digital 101: aumento de la participación del usuario en las redes sociales

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta