Por qué falla la investigación de campo: 5 recomendaciones

Práctica sombreado generalizado en el mundo empresarial. Los pasantes, aprendices o nuevos empleados observarán a sus colegas para ver cómo están haciendo su trabajo. A menudo se utiliza un breve período de seguimiento de un empleado experimentado para ayudar a las personas a aprender cómo realizar una tarea específica.

La investigación de campo es un método de investigación UX basado en la práctica de la vigilancia. La investigación de campo implica observar y entrevistar a los participantes en su entorno a medida que se involucran en sus comportamientos naturales y realizan sus actividades diarias. La investigación de campo a menudo está dirigida a actividades y audiencias específicas. Por ejemplo, es posible que desee saber cómo las personas toman decisiones de compra, usan dispositivos o interactúan con otras personas en el trabajo. El aspecto más importante para usted es que puede estar donde están sus usuarios: en la oficina, el automóvil, la tienda, en la calle o en la línea de producción.

Cuando sigues a un usuario en un estudio de campo, lo sigues, tomas notas sobre lo que está sucediendo y eliges si intervenir y hacer preguntas en el momento o esperar hasta el final de la actividad (o sesión) y hacer preguntas después. Los dos tipos de investigación de campo son la investigación contextual y la observación directa. A consultas de contexto, los investigadores pueden intervenir aclarando dudas durante la sesión; en observación directala interacción entre el investigador y el participante se mantiene al mínimo durante la sesión de interés, y las preguntas generalmente se reservan para el final de la sesión o sesión.

En teoría, parece fácil observar acciones, hacer preguntas y discutir lo que sucedió. En la práctica, sin embargo, se pueden encontrar muchos obstáculos, desde conflictos interpersonales y políticas organizacionales locales hasta problemas de presupuesto y contratación. A continuación se presentan cinco obstáculos comunes, junto con consejos sobre cómo evitarlos.

#1: Una longitud no sirve para todos

¿Cuánto tiempo debe durar la visita al sitio? La respuesta, por supuesto, depende de las actividades y comportamientos que le interesen. Calcule la duración de la sesión aproximando la duración de cada tarea de interés y luego agregando tiempo adicional para la discusión.

Sin embargo, según el tipo de estudio de campo, es posible que no se puedan realizar sesiones largas. Por ejemplo, si está realizando una investigación de campo en persona, es posible que pueda administrar sesiones más largas, especialmente si implican seguir al usuario de una reunión a la siguiente. Pero si está haciendo trabajo de campo remoto, es posible que le resulte difícil mantener su atención y participar en sesiones de observación de más de 60 minutos debido a la fatiga de la pantalla. Si puede interrumpir, hacer preguntas de seguimiento e interactuar con el usuario, son posibles sesiones remotas más largas.

Como regla general, evita programar más de 2 horas con un usuario. Es mejor programar clases adicionales que apresurarse e intentar combinar varias clases en una sola. Recuerde: menos es más; la calidad de la observación y el análisis es más importante que el mero número de tareas observadas.

Por lo tanto, en la primera entrevista antes de ir al sitio, discuta el horario y la rutina diaria de los participantes para que no los acompañe durante el almuerzo y no pierda sus horas de trabajo cuando usan el software que le interesa ver.

N.º 2: Las visitas de campo se convierten en reuniones de reparación de quejas

Existe la posibilidad de que sus sesiones con el participante se centren demasiado en “listas de deseos” si sienten que su función es documentar sus quejas. – ¡Finalmente hay alguien que está listo para escuchar todo su tormento con el sistema o proceso! Para reducir este peligro, es necesario aclarar que el propósito de la sesión No documento todos problemas con la aplicación o servicio, sino para entender las tareas y prácticas diarias del participante. Algunos participantes vendrán a la sesión de observación con una lista de problemas para resolver con usted. Agradezca al participante por su atención, tome esta lista de quejas, asegúrele que las pasará al equipo y vuelva a observar las rutinas y procesos que le interesan. Envíe una lista de quejas y realice un seguimiento de las mismas. con un miembro con las últimas actualizaciones. Recuerde que cuando los usuarios solicitan funciones, es posible que no estén pensando en el producto como un todo, así que en lugar de preguntarles qué quieren, concéntrese en comprender sus comportamientos y acciones, así como los contextos en los que se implementan.

#3: Las sesiones individuales se convierten en grupos focales

Durante el trabajo de campo, no queremos observar a más de una persona a la vez porque necesitamos sumergirnos en la actividad y el contexto de esa persona. Evite las actividades grupales y resista la tentación de ahorrar tiempo observando a varias personas al mismo tiempo.

Hay un momento y un lugar para los grupos focales; sin embargo, los grupos focales no brindan suficiente contexto para lo que las personas hacen en su vida diaria. Esto no significa que la investigación de campo deba ignorar la interacción que naturalmente tiene el participante con otras personas; más bien, no queremos que otras personas sean invitadas a participar en una sesión con el propósito de explicar el sistema al investigador. En esos casos excepcionales en los que dos personas siempre trabajan juntas como pareja (por ejemplo, en la programación en pareja), puede incluirlas a ambas en el campo.

#4: El modelo de relación está sesgado

Durante la investigación de campo, queremos asociarnos con los participantes para que nos ayuden y se sientan cómodos compartiendo sus experiencias. Sin embargo, estas relaciones pueden convertirse en patrones de comportamiento que distorsionan nuestras sesiones. Por ejemplo, si las preguntas comienzan a ocupar la mayor parte del tiempo y la sesión parece una entrevista, vuelva a concentrarse en la acción y pause la discusión.

Otra situación potencialmente sesgada tiende a ocurrir en espacios privados como una casa. Es posible que el participante de la investigación quiera ser un anfitrión atento y acogedor y, como resultado, puede prestar demasiada atención a las necesidades del observador al ofrecerle alimentos y bebidas o al entablar una conversación. (La medida en que hacen esto puede variar mucho según la cultura). Estos patrones cambian el comportamiento normal del usuario. Considere tomar un vaso de agua para que los participantes sientan que han cumplido con su rol como anfitriones y les permita concentrarse en la tarea que tienen entre manos.

#5: Las descripciones abstractas ocultan el comportamiento concreto

Cuando la gente le dice lo que suele hacer en lugar de hacerlo, o habla de lo que podría hacer en el futuro, existe el peligro de volverse demasiado abstracto y oscurecer los detalles de eventos específicos. Una forma de detectar la abstracción es buscar frases como “generalmente…”, “en nuestra empresa nosotros…” y “normalmente…”. Los investigadores deben tratar de alejar al participante de la abstracción y acercarlo a casos específicos pidiéndole que lo guíe a través de sus actividades y usando preguntas capciosas. Por ejemplo, si le preguntas a alguien cómo pasó la mañana, obtienes un nivel de detalle muy diferente que si le preguntas cómo pasó la mañana.

Conclusión

La investigación de campo ayuda a los equipos a mantenerse conectados con las experiencias reales de sus clientes. Este método de investigación es bastante flexible e inherentemente más íntimo, ya que implica pasar tiempo con nuestros usuarios en su entorno natural. Sin embargo, algunas partes interesadas se muestran escépticas con respecto a los métodos inspirados en la etnografía debido al efecto del observador, es decir, porque los participantes pueden cambiar su comportamiento si saben que están siendo observados. Para explicar el efecto del observador, los etnógrafos tradicionales pasan mucho tiempo con los participantes de su investigación para que se acostumbren a la presencia de los investigadores.

Aunque los investigadores de UX no pueden darse el lujo de observar a los participantes durante largos períodos de tiempo, aún pueden obtener información valiosa de la investigación de campo porque, con la configuración adecuada (es decir, la duración del estudio, el establecimiento de expectativas y la creación de un modelo de asociación), los participantes registran rápidamente en su flujo de trabajo y olvidar que estás allí. En momentos de concentración y trabajo profundo, las personas finalmente vuelven a sus comportamientos y respuestas predeterminados, lo que permite a los investigadores obtener información valiosa que, en última instancia, puede contribuir a mejorar la UX.

Enlace

Hugo Bayer. y Karen Holtzblatt., 2017. Diseño Contextual: Diseño para la Vida Ed. 2Editorial Morgan Kaufman.

Previous post Google sobre el uso de imágenes de IA
Next post 6 señales de que es hora de utilizar los servicios de SEO

Deja una respuesta