Relaciones influyentes y de consumo | Sociales de Rostock

Los influencers son una fuerza poderosa. Las campañas publicitarias bien planificadas son una gran fuente de publicidad. Los consumidores transfieren sus sentimientos por las personas influyentes a su marca, ya sea confianza, emoción o reconocimiento. No es de extrañar que el marketing de influencers sea una de las formas más populares de marketing en redes sociales.

Las relaciones entre influencers y consumidores evolucionan junto con las redes sociales (y tan rápido como las propias redes). Las suposiciones sobre la efectividad y confiabilidad de los influencers cambian en tiempo real, lo que hace que los consumidores tengan mayores expectativas en estas personalidades de las redes sociales. El marketing de influencers está lejos de terminar, pero está experimentando cambios sistémicos.

Contenido del Articulo

recarga cultural

No es de extrañar que nuestra relación con los influencers esté cambiando. Las señales están en todas partes.

Las publicaciones que resaltan la diferencia (a menudo marcada) entre el contenido de las redes sociales y la realidad de su creación han sido populares durante años. BeReal irrumpió en escena el año pasado, destacando el intercambio de redes sociales sin editar ni curar. En TikTok, las publicaciones sobre el producto que no vale la pena obtienen más de 500 millones de visitas.

La cultura en línea ahora se siente diferente. ¿Qué ha pasado?

Transacciones pendientes

La interacción entre audiencia e influencers es, por definición, transaccional. Un influencer crea contenido con el propósito expreso de monetizar en última instancia a sus espectadores. Los espectadores exigen entretenimiento e intimidad a cambio de su atención.

Es una dinámica en la que todos ganan, pero ahora los consumidores son mucho más conscientes de la mecánica del trato. La comprensión de que alguien se está beneficiando de su relación parasocial puede ser incómoda.

Cuando las consecuencias más profundas de su relación salen a la superficie, la tensión es inevitable. Tal vez un influencer esté haciendo un video sobre los requisitos de creación de contenido. Sus quejas recuerdan a la audiencia que el contenido no es un favor entre amigos. Este es un arreglo económico.

En otras situaciones, los consumidores pueden estar insatisfechos con un producto recomendado por un influencer. La decepción es un recordatorio de que el objetivo principal de un influencer es vender, no ofrecer lo que cree que les gustará a sus amigos. Alessandro Bolari, CEO y cofundador de The Influencer Marketing Factory, está de acuerdo: “Los consumidores ahora tienen menos poder adquisitivo y compran de forma selectiva y cautelosa. El factor confianza es mucho más importante cuando se trata de personas influyentes”.

Incoherencia y desconfianza.

Todavía estamos definiendo lo que significa ser un influencer. Esperar la aprobación es un territorio familiar para las marcas y los especialistas en marketing. Ya sea que esté poniendo el nombre de una celebridad en su producto o patrocinando un clip de influencer TikTok, el proceso es el mismo: busca un socio cuyos valores se alineen con los suyos, trabaje con ellos para entregar un mensaje que se sienta genuino mientras logra su objetivos, y estructurar su acuerdo en consecuencia. La escala y la velocidad han cambiado, lo que trae sus propios desafíos, pero el concepto sigue siendo el mismo.

En el lado de los influencers, las cosas son aún más sombrías. No existe un estándar de la industria sobre cuántos productos se deben anunciar al mismo tiempo. Las celebridades tienen otras fuentes de ingresos por diseño y pueden darse el lujo de ser más exigentes. ¿Cómo combinas publicidad y honestidad?

La velocidad que requieren las redes sociales no siempre permite que los influencers prueben los productos durante un período prolongado de tiempo antes de promocionarlos. Los influencers que eligen sabiamente a sus socios de marca y crean sus propios procesos sólidos de diligencia debida pueden proteger su relación con su audiencia y posicionarse como un colaborador valioso.

Iwa Michowska, directora sénior de cuentas de The Influencer Marketing Factory, dice que los influencers inteligentes pueden usar este panorama en su beneficio: “Obviamente, cuando un influencer solo está leyendo un guión para recibir un cheque de pago. Los influencers que están atentos a sus recomendaciones y son honestos con sus audiencias son los que más se benefician”.

yo estaba bajo la influencia

Las redes sociales son un fenómeno cultural, y la cultura cambia constantemente. Los consumidores pueden ajustar su enfoque a las relaciones con personas influyentes, pero no abandonan el barco.

Según el informe IZEA Insights Trust in Influencer Marketing, más de la mitad (62 %) de los consumidores confían más en los influencers que en las celebridades. Otro 56% de los consumidores de 18 a 44 años realizó una compra después de ver el anuncio de un producto de un influencer. Los consumidores reconocen el valor de los influencers, pero en lugar de aceptar pasivamente sus recomendaciones, reconocen su papel en la relación y asumen la responsabilidad.

Captura de pantalla de lectura de un tweet "Todos habéis visto el aspecto de @LeArielleSimone.  Fui influenciado de la mejor manera" con la imagen de limones, jengibre, zanahorias y cilantro

¿Qué pasará después?

Las actitudes de los consumidores hacia los influencers están cambiando, pero no necesariamente para peor. La audiencia se está sofisticando y tomando parte activa en sus relaciones con los influencers. Los especialistas en marketing que escuchen a los consumidores, elijan a las personas influyentes adecuadas y se mantengan flexibles frente a los gustos cambiantes estarán listos para tener éxito.

Puede utilizar personas influyentes para algo más que campañas de marketing. Descubra cómo estas asociaciones pueden ayudar a su empresa a crear mejores productos.

Previous post Cómo mejorar el servicio al cliente de tu marca
Next post Este mes: ¡campañas del Día de los Inocentes, actualizaciones de Google y más!

Deja una respuesta