¿Son los modales en el diseño web un desastre de UX?

Vistas: 27
0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 51 Segundos

Los modales, una pequeña e ingeniosa característica que le permite mostrar varios mensajes en la parte superior de su sitio web, se promocionan como extremadamente útiles. Algunos incluso afirman que son lo suficientemente útiles como para reemplazar por completo los anuncios publicitarios que tanto odiamos. Pero, ¿los modales en el diseño web son un desastre de UX?

Si no está familiarizado con el término, una ventana modal es un cuadro de diálogo que aparece cuando un visitante hace clic en un hipervínculo o se desplaza sobre una imagen.

Supongamos que desea generar seguidores en su sitio o desea que los visitantes se registren de forma gratuita. En este caso, puede utilizar ventanas modales.

Sin embargo, muchos diseñadores web y algunos visitantes de sitios web se oponen al uso de modales en el diseño web. El argumento principal es que afecta la experiencia del usuario. Pero, ¿los modales en el diseño web son un desastre de UX? Siga leyendo para averiguarlo.

¿Qué hacen las ventanas modales?

Los modales a menudo aparecen en una página web como ventanas emergentes que le piden al visitante que realice alguna acción. En la mayoría de los casos, aparecen después de hacer clic en un elemento de la página.

Los modales, también conocidos como lightboxes, aíslan el contenido principal de una página. El usuario deberá realizar la acción solicitada por el modal o cerrarlo antes de volver a evaluar la página.

Los diseñadores web utilizan ventanas modales para captar la atención del visitante. Debido a que no hay otro contenido de página disponible, el visitante debe interactuar con el modal.

Contras de las ventanas modales en UX

Si bien hay varios inconvenientes en las ventanas modales en UX, todos se reducen a un inconveniente: la interrupción. Cuando aparecen los modales, interrumpen lo que sea que esté haciendo el usuario.

A diferencia de las ventanas emergentes normales, los usuarios no pueden simplemente ignorar el modal y continuar navegando. Como resultado, las ventanas modales requieren atención inmediata.

El usuario puede interesarse y decidir interactuar con el modal. Sin embargo, si el contenido del modal difiere del contenido de la página, el usuario puede olvidar lo que estaba haciendo después de interactuar con el modal.

Además, a veces los modales requieren acciones relacionadas con la información de la página. Por ejemplo, supongamos que el usuario quiere ver información antes de realizar cualquier acción. En este caso, deberán cerrar la ventana modal porque la página principal no está disponible.

Las estadísticas muestran que al 82% de los usuarios no les gustan las ventanas emergentes. La mayoría de los visitantes del sitio no entienden los aspectos técnicos del diseño web. Como resultado, no podrán distinguir las ventanas emergentes normales de las modales.

Después de todo, las ventanas modales son una especie de ventanas emergentes. Algunos usuarios pueden encontrar peores los modales porque atenúan el contenido principal de la página, haciéndolo inaccesible.

Además, la gente quiere visitar un sitio web y obtener lo que quiere de inmediato. Por lo tanto, el tiempo es de gran importancia. Por lo tanto, los modales que requieren acciones que toman tiempo pueden hacer que el sitio pierda visitantes.

Con todas estas desventajas, puede ver por qué muchos diseñadores web dicen que los modales son un desastre de UX en el diseño web.

¿Pueden los modales ser útiles en UX?

En algunas situaciones, los modales son útiles y pueden mejorar la UX. Muchos diseñadores web juran por la utilidad de los modales, y no es difícil ver por qué.

Primero, los modales pueden ayudar a simplificar el contenido de un sitio web. Por ejemplo, un usuario puede abandonar la página inmediatamente si su sitio web es relativamente complejo con mucho contenido y elementos.

Puede usar una ventana modal para explicar el contenido de la página para que el usuario no se confunda. Quizás se pueda mostrar una ventana modal cuando el usuario presiona el botón Atrás. Una ventana modal puede resaltar el contenido más importante de la página y decirle al usuario qué hacer a continuación.

En segundo lugar, los modales son invaluables si desea captar la atención del usuario. Por ejemplo, tal vez desee mostrar una advertencia o transmitir información importante que los usuarios necesitan saber antes de continuar navegando.

Como se mencionó anteriormente, es fácil para un usuario ignorar una ventana emergente, especialmente si se abre en una ventana nueva. Sin embargo, con los modales, el usuario debe al menos ver el contenido antes de continuar.

En tercer lugar, una ventana modal puede facilitar la navegación por una página web. Suena irónico dadas las desventajas, pero es cierto si se implementa correctamente. En lugar de empaquetar varios elementos en una página web, puede configurar algunos de ellos para que se muestren como modales.

Por ejemplo, puede tener una página de solo texto para mejorar la legibilidad. Luego, los usuarios pueden hacer clic para ver elementos visuales como imágenes y videos como modales.

Cómo usar modales correctamente

El uso adecuado de los modales es clave para garantizar que no afecten negativamente a la experiencia de usuario. Aquí hay algunas situaciones ideales en las que puede usar modales:

1. Mostrar advertencias

El uso de modales para proporcionar advertencias importantes a los usuarios es ideal, especialmente si sus acciones posteriores tienen consecuencias graves.

Por ejemplo, la mayoría de los sitios web muestran ventanas modales cuando los usuarios hacen clic en el botón Eliminar. La eliminación siempre es crítica porque en la mayoría de los casos es irreversible.

Un ejemplo práctico sería un sitio web de comercio electrónico donde un usuario decide eliminar artículos de su carrito. Puede usar un modal para pedirle al usuario que confirme la eliminación antes de eliminar.

2. Ingresar o recolectar información

Las ventanas modales alientan efectivamente a los usuarios a ingresar información. A veces los usuarios deben ingresar ciertos detalles antes de continuar navegando.

Un ejemplo práctico sería un sitio de reseñas donde un usuario quiere dejar una reseña. Antes de enviar comentarios, puede usar un modal para solicitar un nombre de usuario y otra información requerida.

3. Simplifica la navegación

Como se mencionó anteriormente, los modales pueden simplificar un sitio web complejo. Además, ayudará al usuario a navegar mejor, lo que es un impulso de UX.

Un ejemplo práctico sería un sitio de noticias con muchas historias y actualizaciones. Puede usar un modal para resaltar las noticias más populares del día para que los usuarios puedan visitar las páginas web con un solo clic.

Conclusión: ¿Son los modales un desastre de UX?

En conclusión, las ventanas modales afectan la experiencia del usuario de un sitio ya que los visitantes necesitan interactuar con ellas. Sin embargo, esto no siempre tiene que ser un efecto negativo.

Los modales son un desastre de UX en el diseño web cuando se usan incorrectamente. Sin embargo, si sigue las mejores prácticas, los modales pueden mejorar la experiencia del usuario en su sitio.

Como regla general, use modales solo cuando sea necesario y de una manera que no moleste a los usuarios.

Imagen destacada de Freepik.

Happy
Happy
0
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0
Previous post Perspectivas sobre el valor de la etnografía en un mundo orientado hacia el futuro – Las personas primero – por Experientia
Next post TikTok Marketing: la guía completa para 2022

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta