Uso de microinteracciones para administrar UX

Vistas: 56
0 0
Tiempo de lectura:6 Minutos, 46 Segundos

Las microinteracciones transmiten de manera efectiva la identidad y el espíritu de la marca, fortaleciendo el vínculo con el cliente. Estas herramientas que crean hábitos hacen que la experiencia del usuario sea interesante y conveniente. Los Me gusta en Facebook y los deslizamientos en Tinder son dos ejemplos clásicos.

Las microinteracciones han surgido por la necesidad de orientar a los clientes que se encuentran en un dilema a la hora de utilizar un servicio o producto. El objetivo era ayudar a los clientes a navegar mejor por el producto a través de comentarios y garantías sutiles. Las microinteracciones ahora se usan en todo, desde lavadoras hasta cafeteras.

Junto con comentarios, sugerencias y recomendaciones, también pueden proporcionar a los clientes una atractiva recompensa visual por completar una tarea. Cuando se usan de manera óptima, las microinteracciones pueden mejorar en gran medida la navegación y simplificar la forma en que los usuarios interactúan con los sitios y las aplicaciones.

Cómo funcionan las microinteracciones

Los cuatro componentes básicos de una microinteracción simple son: disparadores, reglas, retroalimentación y bucles. Cada micro-interacción tiene un componente importante para organizar el ciclo operativo. Le permite controlar los comentarios y los lanzamientos para que los usuarios entiendan el impacto de su trabajo y se sientan motivados para llevarlo hasta el final.

disparadores

Esta función desencadena microinteracciones tanto iniciadas por el usuario (iniciadas por el usuario) como iniciadas por el sistema (iniciadas por el sistema). Por ejemplo, hacer clic, desplazarse, deslizar, tocar y tocar son disparadores comunes que realizan los usuarios. Por lo tanto, hacer un pago, pedir un taxi y hacer clic en el menú de hamburguesas se incluyen en esta categoría. Por otro lado, advertir al usuario cuando ingresa una contraseña incorrecta es un disparador clásico del sistema.

normas

Este elemento define lo que sucede después de que el usuario activa una información sobre herramientas tocando, haciendo clic, desplazándose o deslizando. Las reglas se refieren al hecho de que las aplicaciones determinan los activadores que usan los usuarios: la función “deslizar” de Tinder ilustra este punto. Estas reglas se convierten gradualmente en un hábito al que los usuarios se acostumbran al interactuar regularmente con la aplicación.

Realimentación

En esta etapa del proceso, el sistema informa al usuario a través de señales auditivas, visuales o táctiles. Esto involucra a los usuarios y los alienta a seguir adelante con su proceso. Por ejemplo, una barra de progreso de descarga, una representación visual de los pasos dados en un círculo, o una indicación visual, audible y táctil de pago exitoso o fallido son parte del mecanismo de retroalimentación.

Ciclo/modos

Este paso final implica pequeñas meta-reglas de proceso y define la frecuencia y la duración. Un ejemplo clásico de una aplicación de comercio electrónico es “Comprar ahora” convertido en “Comprar otro”. Antes de que el usuario pierda interés en la aplicación, la aplicación generalmente usa un bucle de este tipo para obligarlo a volver a interactuar con la aplicación.

Cómo usar las microinteracciones

Descubrimos que las microinteracciones son excelentes, pero no todas las interacciones de UX en su aplicación o sitio web necesitan una interacción de este tipo en todo el marco. El uso excesivo de esta herramienta puede abrumar la experiencia creativa general que su diseño tiene para ofrecer. Peor aún, puede incluso generar confusión en la jerarquía de la información. Esto socava el diseño y desequilibra la experiencia del usuario de incomodidad e irritabilidad. Por lo tanto, es muy importante saber exactamente cuándo usarlos.

Veamos cómo algunos consejos rápidos de microinteracción pueden mejorar y humanizar su experiencia de usuario móvil:

  • Deslizar hacia la derecha o hacia la izquierda: Un movimiento exclusivo basado completamente en la microinteracción de deslizamiento que se presenta en la famosa aplicación Tinder. Deslizar es una acción más simple que tocar o tocar.
  • Llamada a la acción: Como parte del último paso durante el pago o el pedido, coloque un aviso de “Confirmar reserva” o “Reservar ahora” para darle a la tarea un sentido de urgencia. Como resultado, el efecto sobre él parece un logro menor.
  • Estado del sistema: El usuario de su aplicación quiere saber qué está pasando. El estado del sistema les permite saber que se están moviendo en la dirección correcta y ayuda a evitar confusiones. A veces, los usuarios se quedan sin paciencia incluso cuando cargan una imagen, descargan un archivo o completan un formulario de registro.
  • Notificaciones clásicas: Los usuarios necesitan un recordatorio rápido de los productos seleccionados/lista de deseos en su carrito abandonado con un período de atención reducido. Una simple notificación puede empujarlos a completar la compra.
  • Animación del botón: Los botones animados no solo son bonitos, sino que también ayudan a los usuarios a navegar rápidamente por la aplicación móvil. Pruebe colores llamativos, fuentes, tamaños, formas e imágenes prediseñadas para que coincidan con la animación y cree un botón genial que aparezca al hacer clic o pasar el mouse.
  • Entradas de texto animadas: El simple proceso de un buen elemento, como acercar el zoom al ingresar datos en un formulario o completar los detalles de la tarjeta para el pago, puede mejorar la experiencia del usuario.
  • Rrecompensa por logro: particularmente relevantes para aplicaciones educativas y de atención médica, las microinteracciones que marcan hitos mayores y menores con una insignia o recompensa pueden mejorar la experiencia del usuario con la aplicación.

Beneficios de las Microinteracciones

  • Comunicación de marca: Una marca exitosa asegura que la comunicación con el cliente sea divertida, positiva y sin complicaciones. Cuando las microinteracciones muestran claramente el estado de un proceso, crean y refuerzan una imagen positiva para su marca.
  • Aumentar la participación de los usuarios: Los expertos dicen que las microinteracciones son mejores para atraer usuarios. Estos pequeños elementos inconscientemente te dan ganas de seguir interactuando con tu aplicación. Por ejemplo, cada notificación automática redirige a sus clientes a su aplicación.
  • Interfaz de usuario mejorada: Desde compras hasta banca, viajes, educación y salud, hay una aplicación para todo. Una amplia gama de actividades mejora la experiencia general del usuario y le permite mantenerse a la vanguardia del juego. Las microinteracciones pueden hacer maravillas para tu marca.
  • Comentarios operativosR: Es frustrante no saber qué sucede detrás de una pantalla en blanco, especialmente en el momento de la compra. Los comentarios instantáneos a través de notificaciones visuales, sonoras o vibratorias garantizan una experiencia de usuario agradable.
  • armonía visual: Las microinteracciones, incluso activadas al tocar, deslizar, escribir o desplazarse, son parte del atractivo general del diseño de UX. El truco consiste en asegurarse de que todos los elementos de la interfaz estén perfectamente sincronizados con las características visuales de la aplicación.

Mejores prácticas para la microinteracción

Aquí hay algunos principios básicos que debe seguir al introducir microinteracciones en la interfaz de usuario.

1. Tómatelo con calma, idiota (KISS)

KISS es un principio de diseño bien conocido que se vuelve aún más importante en el caso de las microinteracciones. El objetivo es hacer que el viaje del usuario sea placentero y sin distracciones.

2. Sea conciso

El nombre en sí contiene la palabra “micro”. Pero, de nuevo, las microinteracciones no deberían ser las estrellas del espectáculo, y las microinteracciones prolongadas solo distraen al usuario.

3. Elige el lugar adecuado

Siempre debe considerar sus opciones cuidadosamente antes de elegir una ubicación para cualquier micro-interacción. Los diseños de interacción con el usuario ampliamente utilizados son populares por una razón. Mucha gente ya los ha aprobado, por lo que puede continuar usándolos con seguridad. El uso de microinteracciones también debería ir bien con la imagen de tu marca.

Mira también si la colocación de la micro-interacción llega a tu cliente ideal o no. E incluso considere si necesita una micro-interacción para comenzar.

¡Y es una envoltura!

Como diseñadores de UX, podemos influir significativamente en el diseño general de sitios web y aplicaciones, el viaje del usuario, su interacción con nuestro producto/servicio, su relación con la marca y la facilidad de la transacción.

Queremos que los clientes se conecten con nuestra marca, amen nuestros productos y reciban un servicio al cliente excepcional. Pero sobre todo, queremos ganarnos su confianza y lealtad.

Imagen destacada a través de Pexels.

Happy
Happy
0
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0
Previous post 6 formas de dirigirse a las personas mayores de manera más efectiva en marketing digital
Next post Descolonización de la tipografía: creación de tipos para los sistemas de escritura africanos | Tapivanashe Sebastián Garikayi | marzo 2022

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta