X dentro de U: 6 elementos de la interacción del usuario | Luisa Quinn | agosto 2022

X dentro de U: 6 elementos de la interacción del usuario

La experiencia del usuario es como un copo de nieve, única. Cuando se trata de diseñar para el usuario, no existe una solución única para todos, pero hay algunos puntos en común que hacen que todas estas experiencias sean únicas. Si desea comprender de qué está hecha una experiencia, primero debe comprender cómo cada componente da forma al resultado final haciendo su tarea y explorando. Estos son los seis tipos más comunes de elementos empíricos: Visión/Atención, Orientación, Memoria, Lenguaje, Toma de Decisiones y Emociones.

Juntos, los procesos muy diferentes descritos en las secciones anteriores (que se muestran en las Figuras 1-4), que normalmente ocurren en áreas únicas del cerebro, se unen para crear lo que cada uno de nosotros percibe como una experiencia única. Si bien mis colegas neuropsicólogos cognitivos estarán rápidamente de acuerdo en que se trata de una simplificación excesiva tanto de la anatomía como de los procesos humanos, hay algunos temas generales razonables que hacen que este nivel en el que podemos conectar el diseño de productos y la neurociencia, creo que todos estaríamos de acuerdo en que la “experiencia” no está solo en absoluto, sino que es multidimensional, tiene muchos matices y consta de muchos procesos y representaciones cerebrales. La interacción con el cliente no sucede en la pantalla, sucede en la mente”. EL DISEÑO HUMANO PIENSA John Whalen, Ph.D.

FIGURA Seis pensamientos sobre la experiencia del libro: diseñar para cómo piensa la gente, O'Reilly
FIGURA Seis pensamientos sobre la experiencia del libro: diseñar para cómo piensa la gente, O’Reilly

Es importante tener en cuenta que UX no es solo una cosa, sino la fusión de varios elementos, que incluyen:

  • ¿Qué tan fácil es aprender a usar algo?
  • ¿Qué tan bien satisface sus necesidades?
  • ¿Es agradable y emocionante?
  • ¿Te hace sentir que tienes el control o que el sistema te está controlando a ti?

Las emociones pueden ser desencadenadas por el diseño de la interfaz o la experiencia. Un buen ejemplo es cuando entras en una tienda y ves algo que te gusta. Puede sentir una gran alegría o felicidad, pero si no compra este artículo, su experiencia terminará tan pronto como salga de la tienda. Si una persona busca información de precios en una computadora pirateada, puede sentir miedo o ansiedad por usar su tarjeta de crédito en línea para realizar compras. El estado emocional de una persona también puede verse influido por su entorno; tal vez estén solos en casa sin distracciones y no tengan que preocuparse de que alguien más esté cerca mientras usan la computadora.

Las experiencias tangibles son cosas físicas que puedes tocar. Incluye cosas como el producto en sí, el empaque y otros materiales. La experiencia tangible también incluye cosas como la interfaz de usuario, cómo funciona el producto y cómo se comercializa.

La experiencia contextual es el entorno que te rodea, ya sea un lugar físico o una comunidad en línea. Es lo que te hace sentir como en casa cuando entras en tu apartamento después del trabajo, o por qué visitar un sitio web es como volver a casa.

Esta es también la razón por la que algunas personas prefieren escuchar podcasts mientras preparan la cena un domingo por la noche en lugar de cenar en su restaurante favorito. Y es por eso que algunas personas prefieren cenar con colegas en el parque en lugar de ir a almorzar a un restaurante (y posiblemente reunirse con colegas). Todo depende de qué tan cómoda se sienta una persona en su entorno y cuánto le guste.

¿Conoces esa sensación cuando entras en un restaurante y está lleno de gente y ruido?

Probablemente esperas que la comida sea deliciosa. Después de todo, el restaurante es popular, por lo que debe tener algo que haga que la gente regrese una y otra vez. También puede esperar que su menú sea fácil y rápido de navegar. ¿Por qué? Porque un ambiente demasiado estimulante puede hacer que las cosas sean más difíciles de lo que realmente son.

Si es así, ¿por qué algunas empresas siguen fallando cuando se trata de crear una aplicación o un sitio web intuitivos?

Hay varios factores que contribuyen a este problema: Los principios de UX (User Experience) no siempre se aplican correctamente. Los diseñadores carecen de conocimientos básicos de psicología del comportamiento y, a veces, los miembros del equipo trabajan en silos sin cooperar adecuadamente.

Las experiencias sociales son parte de nuestra vida diaria, pero también se pueden compartir en mundos virtuales. Estas interacciones pueden ser entre dos o más personas, o entre el usuario y su entorno (o ambos). Al diseñar una experiencia social, es importante considerar qué tipo de interacción desea crear, ya sean conversaciones uno a uno, reuniones espontáneas en lugares públicos o tiempo dedicado a pasar juntos, y qué tipo de relación fomentará su producto entre usuarios

Creo que todos podríamos estar de acuerdo en que la “experiencia” no es singular en absoluto, sino multidimensional, matizada y compuesta de muchos procesos y representaciones cerebrales. La experiencia del cliente no sucede en la pantalla, sucede en la mente. EL DISEÑO HUMANO PIENSA John Whalen, PhD

Lo mismo ocurre con las experiencias. No puede simplemente copiar y pegar una experiencia existente a otro usuario o audiencia y esperar que funcione de la misma manera. Cada persona tiene su propio conjunto único de expectativas y objetivos para interactuar con su producto, por lo que debe tenerlos en cuenta al crear nuevos diseños de UX o mejorar los existentes.

Previous post WordPress Gutenberg 13.8 ofrece más flexibilidad de edición
Next post ¿Todos los alfabetos conectados son ligaduras? | Michael pecado | agosto 2022

Deja una respuesta